MANOS LUCIRÁN MÁS JÓVENES

Todos los días utilizamos nuestras manos para realizar las labores de nuestra rutina cotidiana, lastimandolas y desgastandolas muchas veces con el trabajo que les damos; es por eso que los expertos dicen que son las manos las que muestran los primeros signos del envejecimiento. ¿Pero porqué sucede de esta manera? Esto sucede porque la piel de las manos es muy delgada y sensible. Afortunadamente, poniendo de tu parte y un poco de esfuerzo, puedes hacer que tus manos se vean como las de alguien mucho más joven. La parte externa de la mano tiene muy poca grasa y, por lo tanto, cuando las fibras de colágeno y elastina comienzan a romperse, el efecto se vuelve más sensible y por lo tanto la mano empieza a notarse arrugada y vieja.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *